Espacio de experimentación en arte y tecnología

Espacio de experimentación en arte y tecnología

En una pantalla gigante, ubicada en medio de una sala a oscuras, se ve una boca de labios carnosos en primer plano. El movimiento indica que está masticando algo. Es hígado crudo. Cuando termina de devorar el último pedazo de víscera, llega el postre: la boca se abre para comerse una tarjeta postal. El corto, de diez minutos, se titula Canciones napolitanas y fue filmado en 1971 por Narcisa Hirsch, pionera del cine experimental de la Argentina. A los 85 años, la realizadora es la artista homenajeada de la nueva edición de Fase 6.0, la muestra de arte, ciencia y tecnología que se inaugura hoy en el Centro Cultural Recoleta y podrá visitarse hasta el 9 de noviembre con entrada libre y gratuita.

Con el lema "Tecnologías: políticas y poéticas", la exhibición ocupa todas las salas del Recoleta. Además de las películas fundamentales de la filmografía de Hirsch, el público podrá conocer los trabajos experimentales de estudiantes del UNA (nueva denominación del Instituto Universitario Nacional de Arte), la Universidad Maimónides y la Universidad Nacional de Tres de Febrero. Entre los artistas invitados figuran Leo Núñez, Germán Sar, Fabiana Gallegos, Agostina Uribarri y Eva Semino. Realizadas con diferentes soportes y recursos, las obras exhibidas son interactivas. En Resquicio, por ejemplo, alumnos y docentes de la Facultad de Arte de la Universidad del Museo Social Argentino proponen un recorrido por un enorme laberinto construido con cajas de telgopor: cientos de embalajes de equipos de computación desechados en las calles se transformaron en paredes para la proyección de cortos referidos a las grietas sociales causadas por la tecnología.

El homenaje a Hirsch sigue la línea del lema "políticas y poéticas": artista de vanguardia, la cineasta se mantuvo siempre por fuera del circuito oficial de arte e, incluso, por fuera de espacios como el Instituto Di Tella. Su posición artística fue también política. Para el tributo a su trayectoria en Fase 6.0, Hirsch no quiso discursos ni actos. Prefirió actualizar su emblemático corto Canciones napolitanas, cuya versión original fue realizada en el formato de 16 mm y ahora se exhibe como una instalación en soporte digital. "En los años 70 y 80 lo proyecté en sótanos de espacios alternativos; luego ya pudo verse en el Instituto Goethe. Pero siempre iban las mismas diez personas", contó durante el recorrido por Fase 6.0 con LA NACION. Tres pantallas de plasma, en la sala Prometeus, pasarán en continuado sus films Come out, Pink Freud, Taller y Aída. Al fondo, sobre una pared blanca, se verá El mito de Narciso, largometraje de una hora en el que Hirsch abordó el género documental para contar la historia de su vida.

Por Natalia Blanc
http://www.lanacion.com.ar/1738503-espacio-de-experimentacion-en-arte-y-tecnologia

Añadir nuevo comentario

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.